Skip to content

¿FISIOTERAPEUTAS PRESCRIBIENDO ACTIVIDAD FÍSICA?

27/01/2013
FisioActividad

Ejercicio terapéutico en la práctica de fisioterapia es beneficioso.

Llevaba tiempo sin escribir en el blog debido a que he estado redactando mi Trabajo de Fin de Grado, del que no adelantaré nada hasta haberlo defendido (4 de febrero 2013). Eso sí, en ningún momento he dejado de pensar en los efectos beneficiosos de la Actividad Física sobre el organismo. Durante este tiempo “inactivo” he tenido la ocasión de leer muchísima literatura científica acerca de los beneficios del Ejercicio Terapéutico en multitud de patologías. Encontré un par resumenes de revisiones sistemáticas (n=45+38) muy buenos publicados en la Australian Journal of Physiotherapy, que me motivo a escribir esta entrada dedicada a Miguel López (@MiguelHD) y a Beatriz Crespo (@BCrespoRuiz), cada uno de ellos sabe los motivos, aunque especialmente por  fomentar la salud desde sus respectivos blogs, TuFisio y Freedom & Flow.

El objetivo de esta entrada es animar a los fisioterapeutas a prescribir programas de Actividad Física, de forma que esta sea empleada como una herramienta de primera elección en el tratamiento de multitud de patologías en multiples áreas clínicas en las que desarrollamos nuestra profesión. Trataré de hacerlo a través de la literatura científica de mayor calidad que he podido encontrar.

Lo primero de necesito aclarar son una serie de términos: Actividad Física, Ejercicio y Ejercicio Terapéutico.

El día 25 de enero, en el blog Promoting Health through Physical Activity del Doctor Yuri Feito (@DrFeito), tuve la ocasión de leer la definición propuesta por el Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM), que define los dos primeros términos como sigue (GETP 2010):

  • Actividad física: es cualquier movimiento corporal producido por la contracción de los músculos que resultan en un aumento sustancial del gasto de energía sobre una situación de descanso.
  • Ejercicio: es un tipo de actividad física que consiste en movimientos corporales planificados, estructurados y repetitivos hechos para mejorar o mantener uno o más componentes de la aptitud física.

Es interesante describir estos componentes, porque debemos saber que mejora o mantiene el ejercicio en relación con la salud, son componentes de la aptitud física:

  • Composición corporal: las cantidades relativas de músculo, grasa, hueso y vísceras del cuerpo.
  • Resistencia cardiovascular: capacidad del sistema cardio-respiratorio para suministrar oxígeno durante actividad física mantenida sostenida.
  • Fuerza muscular: capacidad de los músculos para ejercer fuerza.
  • Resistencia muscular: capacidad de los músculos para continuar realizando contracciones sin fatiga.
  • Flexibilidad: rango de movimiento disponible de una o varias articulaciones.1

Bien, me queda el más importante para los fisioterapeutas. El término es Ejercicio Terapéutico. Este término creo que debería servir para aclarar dudas surgidas en el debate existente en el gremio de la Fisioterapia, de sí la Actividad Física es competencia exclusiva de los Graduados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (titulación que quiero obtener en el futuro) o si los fisioterapéutas estamos capacitados para prescribir programas de Actividad Física.

El concepto de Ejercicio Terapéutico fue definido por Licht en 1984 como el movimiento del cuerpo o sus partes para aliviar los síntomas o mejorar la función. Basándose en esta definición tenemos una más adaptada a nuestros días propuesta por Taylor en 2007, el Ejercicio Terapéutico: es la prescripción de un programa de Actividad Física que involucra al paciente en la tarea voluntaria de realizar una contracción muscular y/o movimiento corporal con el objetivo de aliviar los síntomas, mejorar la función o mejorar, mantener o frenar el deterioro de la salud”.2

El análisis y tratamiento de problemas de movimiento es uno de los principales objetivos de la práctica de la Fisioterapia. Los fisioterapeutas utilizan una serie de enfoques para la gestión de trastornos del movimiento, y la prescripción de Ejercicio es uno de los más comunes, pero ¿qué tiene de beneficioso el Ejercicio Terapéutico para las personas que consultan a un fisioterapeuta?

La investigación sobre el Ejercicio Terapéutico nos ofrece dos resúmenes de revisiones sistemáticas de gran calidad, de Ninke Smidt en 2005 y de Nicholas F Taylor en 2007. La primera (Smidt et al., 2005) llegó a la conclusión de que el ejercicio es beneficioso para las personas con una variedad de enfermedades crónicas tratadas comúnmente por fisioterapeutas, se basó en el estudio de revisiones sistemáticas (n=45) de ensayos controlados aleatorizados considerados del más alto nivel de evidencia, desde 1965 hasta 20023. La segunda (Taylor et al., 2007) hace un trabajo de continuación desde 2002 hasta 2005 (n=38), y comparó sus resultados con los de Smidt, cuando hubo discordancia entre las conclusiones de su revisión y la de Smidt, aplicó el algoritmo de decisión de Jadad4 para llegar a una conclusión final. Las conclusiones publicadas por Taylor podrían ser referencia para cualquier fisioterapeuta que guste de utilizar el Ejercicio Terapéutico como herramienta de primera elección para el tratamiento de determinas patologías.

Os voy a resumir las conclusiones de los cinco años de trabajo de Taylor y sus colaboradoras, Karen J Dodd, Nora Shields y Andrea Bruder.2

Alteraciones neurológicas:

Limitada evidencia en sobre que el ejercicio aeróbico en el tapiz rodante mejore la velocidad y duración de la marcha e insuficiente para apoyar este tipo de entrenamiento en pacientes tras accidentes cerebrovasculares.

Por otro lado, dicha revisión concluye que existe una fuerte evidencia de que el entrenamiento de al menos cinco días a la semana a lo largo de cuatro semanas mejora la fuerza muscular y la movilidad en paciente con esclerosis múltiple sin exacerbaciones agudas de los síntomas.

Por último, se encontró poca evidencia en el uso de ejercicio para tratar parálisis cerebral y neuropatías periféricas.

Alteraciones musculo-esqueléticas:

Considerando incluidas las siguientes alteraciones: la artritis, dolor de cuello y espalda, fracturas, lesiones de miembro inferior y miembro superior.

Artritis: Se muestra fuerte evidencia de que el entrenamiento aeróbico o de fortalecimiento reducen el dolor y mejoran el nivel de actividad en paciente con osteoartrosis de rodilla, no la hubo para otro tipo de artrosis, pero si moderada evidencia para el ejercicio terapéutico en pacientes con espondilitis anquilosante.

Dolor de cuello y espalda: El ejercicio terapéutico se mostró más eficaz comparado con no recibir ningún tratamiento en el dolor subagudo y crónico de espalda pero no en el caso de dolor agudo. En el caso del dolor de cuello ocurre lo mismo pero combinando con la terapia manual. Mientras que el entrenamiento fuerza en piernas y tronco a las 4-6 semanas de una cirugía por discopatía lumbar mostro fuerte evidencia de cara a la vuelta a la actividad.

En el caso de traumatismos severos con fractura la evidencia es limitada o insuficiente en caso de fémur, humero o muñeca.

En lesiones de rodilla como el síndrome femoro-patelar y la readaptación tras rotura del ligamento cruzado anterior la evidencia de que fortalecer el cuádriceps mejore la lesión por encima de otros ejercicios es limitada, y en el caso del esguince tobillo los ejercicios de equilibrio tempranos no evidencia reducción en las recaídas.

En miembro superior el ejercicio mejora a corto plazo la disfunción (dolor y rango de movimiento) comparado con el reposo o no tratamiento en el tratamiento del hombro doloroso. Mientras que en la epicondilalgia no hubo evidencia de utilidad.

Alteraciones cardiopulmonares:

Se valoran las siguientes patologías: cardiopatía isquémica (fallo cardíaco), insuficiencia cardiaca (lesión coronaria), asma, EPOC, hipertensión y lesión medular cervical.

En el caso de las cardiopatías existe una fuerte evidencia que podemos resumir en que un programa de ejercicio aeróbico de 30-60 minutos; 3-4 veces por semana; durante al menos 12-16, reduce la mortalidad y mejora la capacidad al ejercicio, ese mismo régimen muestra una moderada evidencia en la mejoría de la hipertensión, tanto en la sistólica como en la diastólica.

En el abordaje con ejercicio terapéutico en pacientes con EPOC encontraremos fuerte evidencia de mejoría en la capacidad de ejercicio y de la disnea realizando ejercicios de fuerza con las extremidades. Sin embargo hubo insuficiente evidencia en el tratamiento del asma y en lesionados medulares con la realización de entrenamiento de los músculos respiratorios.

Otras áreas de la práctica de Fisioterapia:

Sobre los efectos del ejercicio podemos resumir que tienen limitada evidencia el trabajo de fuerza y aeróbico con paciente de VIH, en el caso de ejercicio en pacientes operadas de cáncer de mama sí que reduce la formación de seroma (acumulación de grasa líquida, suero y linfa en una área del cuerpo en donde se ha practicado una cirugía). Encontramos fuerte evidencia en el entrenamiento de fuerza en adultos mayores con problemas de salud, así como moderada evidencia de la mejoría con el entrenamiento aeróbico para la marcha.

Resumiendo el efecto del Ejercicio Terapéutico sobre los problemas de salud, encontramos fuerte evidencia en el tratamiento de pacientes con esclerosis múltiple, osteoartritis, subagudo y crónico dolor de espalda, cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, EPOC, claudicación intermitente y rehabilitación tras cirugía por discopatía lumbar. También existe indicación limitada o moderada en el nivel de evidencia para un buen grupo de patologías habituales en la práctica de la Fisioterapia.

La intervención con Ejercicio Terapéutico lleva a la mejoría de formas muy diversas, pero bajo un criterio unificado los programas de ejercicio terapéutico tienden a ser intensos, involucrando al paciente al menos 4-5 veces a la semana con sesiones de relativa intensidad. Dando lugar a pocos eventos adversos, en caso de haberlos deberían ser medidos puesto que son eventos importantes. Los ejercicios son más efectivos cuando son individualizados, estos se compondrán de ejercicios aeróbicos, de fortalecimiento y de habilidades como puede ser equilibrio o coordinación.

En conclusión, la Actividad Física prescrita por un profesional de la salud, con conocimientos adecuados para la programación de Ejercicio Terapéutico, proporciona beneficios en multitud de patologías crónicas. Los fisioterapeutas estamos en una posición privilegiada para prescribirlo.

  1. Feito Y. Promoting Health through Physical Activity Blog [Internet]. Kennesaw, GA (USA): Ph.D, MPH Yuri Feito. 2013 Ene – [citado 2013 Ene 27]. Disponible en: http://www.drfeito.com/2/post/2013/01/just-move-more.html
  2. Taylor NF, Dodd KJ, Shields N, Bruder A. Therapeutic exercise in physiotherapy practice is beneficial: a summary of systematic reviews 2002–2005. Australian Journal of Physiotherapy 2007. 53: 7–16. Disponible en: http://ajp.physiotherapy.asn.au/AJP/53-1/austjphysiotherv53i1taylor.pdf
  3. Smidt N, de Vet HC, Bouter LM, Dekker J, Arendzen JH, de Bie RA et al. Effectiveness of exercise therapy: a best-evidence summary of systematic reviews. Disponible en: http://ajp.physiotherapy.asn.au/AJP/51-2/AustJPhysiotherv51i2Smidt.pdf
  4. Jadad AR, Cook DJ, Browman GP. A guide to interpreting discordant systematic reviews CMAJ. 1997 May 15; 156(10): 1411–1416. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1227410/
19 comentarios
  1. i.zugasti permalink

    No sería mejor apoyarse en un profesional de la Actividad Fisica como un Graduado en CCAFD?
    Al igual que nuestro colectivo no propone la práctica de terapias manuales, no deberían ustedes extralimitarse en sus funciones, más que nada por prevencion de posible accidentes provocados por una mala “praxis” en la prescripción de A.F

    Un saludo
    @inigozugasti

    • Hola Iñigo, lo primero gracias por aportar tu opinión.

      Por supuesto que es apropiado el apoyo en un CCAFD, si no se tienen los conocimientos apropiados para prescribir, apoyate en un profesional que te pueda ayudar. Trabajo multidisciplinar SIEMPRE que sea posible.

      Un fisioterapeuta que no este familiarizado con lesiones neurológicas tampoco debería tratar a un paciente con ese tipo de patologías, lo derivaría a otro profesional cualificado. Del mismo modo con el ejercicio terapéutico.

      Ahora bien, si un CCAFD tuviera que tratar con un paciente con una osteoartrosis, EPOC, o alguna de las patologías que se mencionan en el post, ¿sabría como proceder, conoce las limitaciones?…y algo que también deberías valorar, ¿tu SRC (seguro de responsabilidad civil) cubre una ‘mala praxis’ en situaciones patológicas?

      No es mi intención ocupar competencias de los CCAFD, por fortuna hay más gente sana que enferma (pacientes), que son las personas susceptibles de la prescripción de actividad física (ejercicio terapéutico). Para estos casos nuestro SRC si nos habilita, sencillamente porque somos profesionales sanitarios.

      Sin ánimo de generar polémica, existen cursos de masaje deportivo que se ofertan en algunas escuelas no oficiales, son terapias manuales. En mi opinión esto no es un problema de intrusismo, mientras no sea empleado en el tratamiento de lesiones.

      Si das una vuelta por alguna de mis entradas anteriores podrás observar que mi intención es la promoción de la salud a través de la actividad física, el campo de la prevención y promoción de la salud es cosas de los CCAFD y si la legislación os permitiera abordar patologías yo sería más feliz, porque considero que sois los más cualificados en cuanto al ejercicio…pero no os dan formación sobre muchas de las patologías de mayor prevalencia.

      Un saludo

  2. Quizá la pregunta es si un fisioterapeuta por el hecho de serlo se siente capacitado para prescribir actividad física como herramienta terapéutica. Muchos médicos se pasaron años mandando ir a la piscina a personas que presentaban cualquier problema de espalda ¿Cervicalgia, dorsalgia, lumbalgia? ¡A la piscina! Escoliosis, cifosis, hiperlordosis ¡A la piscina! ¿Y qué hacían sus pacientes en la piscina? ¿Cómo lo van a saber? ¡Ellos sólo son médicos! A día de hoy tenemos el territorio nacional sembrado de piscinas climatizadas vacías y sabemos que el 80% de la población padece o padecerá episodios de dolor de espalda.
    Hay campos muy amplios que requieren años de estudio, puesta en práctica, qué me sirve, qué no… El movimiento cura, usado de diferentes maneras. Yo intento mejorar la salud de la gente con el movimiento. El ejercicio terapéutico tiene un poder enorme y sus limitaciones. Yo en ocasiones las encuentro y mando al alumno al fisio. Ese mismo fisio me manda otros clientes que pasan por sus manos y considera que mejorarían moviéndose de manera consciente y controlada.
    Cada uno tenemos nuestras herramientas y nuestras limitaciones, trabajamos de manera coordinada, cada uno en su negocio y la gente mejora. Nosotros tan contentos y ellos más.
    Domina tu disciplina y trabaja en red con profesionales que dominen la suya… o así lo veo yo.
    Un saludo

    • Hola Manuel!

      Estoy muy de acuerdo con la forma en la que planteas tu comentario. Por el hecho de ser fisioterapeuta no tienes porque saber prescribir actividad física, como tampoco tienes porque ser experto en terapia manual porque tratas con pacientes neurológicos o respiratorios. El ejemplo que pones de los médicos es perfecto (http://wp.me/p2dh8Z-7T).

      Se que los itinerarios de CAFD son 5 (gestión centros deportivos, alto rendimiento, educación física, ocio y recreación y actividad física y salud), si te graduas no tienes porque saber llevar a cabo los cinco itinerarios. Lo mismo pasa en fisioterapia en la que podemos trabajar en multiples áreas clínicas (respiratoria, cardiovascular, neurológica, músculo-esquelética, deportiva, pediatría…etc) pero no podemos saber de todo.

      Lo que propongo en mi entrada es que mis colegas sepan que pueden tratar patologías de algunas de esas áreas mediante ejercicio teraoéutico…¿porque?… ¡por que funciona! Ojo, bien aplicado y sabiendo lo que se hace.

      Ahora bien, muchas de estas patologías se trata en el ámbito hospitalario o en el de la atención primaria…¿a que CAFD acudimos los sanitarios en esos espacios asistenciales? Que sepáis que tampoco hay médicos deportivos en los hospitales…entonces lo bonito del trabajo interdisciplinar se difumina y tenemos que trabajar con nuestros propios medios…o con un tratamiento pautado por un médico rehabilitador.

      Formarse es clave, en la universidad tampoco nos dan formación muy extensa y precisa sobre prescripción de actividad física, pero algunos venimos del deporte y sabemos como se hace, o mejor aún, tenemos formación reglada que complementa perfectamente a la fisioterapia. Esta claro que si quieres dominar tu disciplina debes estar formandote constantemente.

      Quisiera hacer una puntualización acerca de sobrevalorar o no las titulaciones académicas. La colegiación profesional (obligatoria o no según profesión) se hace bajo la necesidad de obtener un título universitario. Esto es esencial, los colegios profesionales firman conveniios con aseguradoras para sus colegiados, entre ellos suele existir el SRC que es el que de algún modo te marca tus límites competenciales, si te pasas y la lías tu te las apañas solito ante el juez…En el caso de la fisioterapia estamos cubiertos para las competencias que se dan en el título de grado, sepas o no sepas desarrollar una determinada técnica. En ocasiones para el uso de una técnica (ej. punción seca) los seguros te exigen formación extra, de una duración mínima y bajo un centro formativo acreditado.

      A mi me gustaria que este post sirviera para mejorar la salud de pacientes que están enfermos, si es con las aportaciones y el conocimiento de más profesionales que no solo sean fisioterapuetas…mucho mejor!

      Un placer leerte por aquí Manuel.

      Un saludo

  3. Y se me olvidaba. Todo lo que he aprendido referente a cómo mejorar la salud de una persona mediante el movimiento a pesar de ser licenciado, no ha sido en la facultad. No sobrevaloremos las titulaciones académicas.
    Gracias por compartir conocimiento Paco y un saludo.

  4. Buenos días Paco!

    Muy interesante la entrada! y los comentarios!

    He leído algo referente a la formación y es completamente cierto ,pese a ser campos en los que ambas disciplinas se rozan hay poca formación específica para ambos colectivos, lo que hace que nuestra calidad asistencial disminuya , por que como habéis hablado al final te ves sólo ante el paciente , con pocas posibilidades de ejercer trabajo interdisciplinar y “tiras con lo que puedes”. (creo que no he visto ningún curso tipo “ejercicio físico en dolor crónico” o “ejercicio físico como tratamiento” para fisios ,que no quiere decir no los haya…).

    Casualmente formo parte de un curso orientado a CCAFD sobre recuperación de lesiones en deportistas, un pequeño paso ^^ (no dejo más info por que no quiero sonar a spam jeje)

    Un saludo y enhorabuena de nuevo por el blog! Suerte con tu trabajo fin de grado!! seguro que lo bordas!

  5. El problema Paco no somos los que leemos tus entradas, los cuales por lo que estoy leyendo en los comentarios, sabemos interpretar tus intenciones y conocemos el mensaje MULTIDISCIPLINAR que desprendes en el post.

    El problema son tantas y tantas personas y profesionales que no son capaces de conocer sus limitaciones en la prescripción de actividad física, y juegan a ser entrenadores personales, o a difundir el mensaje de que si el ejercicio físico te lo prescribe un fisioterapeuta con un título en entrenador personal, la calidad del ejercicio está asegurada. FALSO. Maticemos, y a ver si entre todos conseguimos ponernos al nivel de nuestros colegas Europeos en trabajo multidisciplinar.

    Coincido totalmente con el post de “manuelalcazarrojo” y transcribo “El ejercicio terapéutico tiene un poder enorme y sus limitaciones. Yo en ocasiones las encuentro y mando al alumno al fisio. Ese mismo fisio me manda otros clientes que pasan por sus manos y considera que mejorarían moviéndose de manera consciente y controlada.
    Cada uno tenemos nuestras herramientas y nuestras limitaciones, trabajamos de manera coordinada, cada uno en su negocio y la gente mejora” esta es la clave.

    Creo Paco que la manera de abordar este tema es plantearnos, Cuál es tu papel como Fisioterapeuta en la prescripción de AF (que no de ejercicio físico para el trabajo de capacidades físicas) y cuál es nuestro papel como CCAFD para el trabajo con personas con patologías.

    A partir de aquí es imprescindible conocer y asumir que el Colegio de CCAFD no cubre una mala praxis en personas con enfermedades. Por tanto, NECESITO como CCAFD a un Fisioterapeuta para tratar a personas que una vez abandonada la fase hospitalaria, necesiten proseguir su rehabilitación física. Me gustaría puntualizar a este respecto que tener una discapacidad no conlleva estar enfermo, diferente es que existan complicaciones secundarias derivadas de la discapacidad que causen enfermedades, que por lo tanto sí se convertiría, como cualquier otro hijo de vecino, en una persona enferma con necesidades y cuidados sanitarios especializados..

    Mi humilde opinión es que es y debe entenderse así la prescripción de AF. Queremos llamarlo ejercicio terapéutico a la AF que el fisioterapeuta prescribe en personas con enfermedades. OK. Llamémoslo así. Pero mientras una persona esté enferma, la prescripción de AF debe ser controlada y guiada por un especialista sanitario, incluidos por supuesto los médicos, que para eso están y tienen sus funciones y SRC de mucha más responsabilidad que los fisioterapeutas.

    A lo que voy y en resumen. No tiene sentido que un fisio pretenda abordar la parte del trabajo de prescripción de ejercicio físico al que llega un CCAFD, por muchos cursos de entrenadores que se haga, de la misma forma que un CCAFD no puede tratar a una persona enferma, por muchos cursos de quiromasajista, readaptador de lesiones, etc que tenga.

    Vuelvo a puntualizar que ser Readaptador de Lesiones no significa que seamos Readaptador de Enfermedades, por mucho que nos hayan enseñado a conocer cómo son los procesos inflamatorios, como evoluciona una lesión, etc.. la gente se confunde y se cree que por tener este curso ya está capacitado por encima de cualquier profesional sanitario. FALSO.

    Ahora y como punto final, me gustaría dar una BUENÍSIMA NOTICIA a mis colegas CCAFD. Podemos trabajar con personas enfermas si, y solo sí, trabajamos en un equipo multidisciplinar, capitaneado por un médico y conjúntamente a un fisioterapeuta (ojo a las matizaciones, capitaneado y conjuntamente, que tienen su importancia semántica).

    Lógicamente en poblaciones con enfermedades, el médico siempre está, trabaje en tu negocio o en la sanidad pública. Lo importante es que fuera del contexto clínico-hospitalario, los demás profesionales de la salud pensemos en lo mejor para la persona y no en lo que más podamos abarcar como profesionales, que pienso humildemente, que es donde reside el mayor error de los profesionales de este país, querer abarcar cuanto más, mejor. Y ya sabemos el dicho.. “quien mucho abarca, poco recoge” y eso nos pasa, que nos regulan la praxis ni a la de tres porque no nos ponemos de acuerdo.

    Un saludo a todos.
    Beatriz Crespo.

  6. Buenos días a todos!

    Tengo la sensación de que esta entrada ha derivado en una disputa de competencias y esa no era mi intención.

    Fisiterapeuas y CAFD en muchos ámbitos colaboran solapando sus conocimientos para sacar adelante a paciente, cliente o deportista. Y deseo que siga siendo así, ojalá todos podamos formar parte de un equipo multidisciplinar en el que haya un médico, un fisioterapeuta, un podologo, un CAFD, un psicólogo…etc.

    Lo que pretendo es informar a los fisioterapeutas de que pueden utilizar una herramienta terapéutica, que para muchas afecciones muestra fuerte evidencia en sus resultados.
    Tenemos un problema de salud pública en todo el mundo occidentalizado, el sedentarismo, que es tan dañino para sociedad española.
    Los fisioterapeutas no podemos ser ajenos a esto, si a nuestra consulta viene un paciente obeso (factor de riesgo de enfermedad cardiovascular) porque le duele la espalda, y consideramos que podemos ayudarle con el diseño personalizado de un programa de ejercicio terapéutico, con el que además de aliviar su dolor de espalda (porque fisiológicamente esta comprobado por activación de la analgesia central endógena), puedo ayudarle a disminuir su obesidad y cambiar su actitud sedentaria. Pues sencillamente se lo propongo y si esta de acuerdo comenzamos un tratamiento mediante actividad física individualizado.
    La misma situación la puedo plantear para un paciente al que le han diagnosticado Esclerosis Multiple, o un EPOC grado I ó II, o sufre dolores en sus rodillas por una OsteoArtrosis degenerativa, o si acaba de ser operada de Cancer de mama, o de colón, o de pulmón…etc.

    Somos agentes de educación sanitaria, también somos responsables de cambiar la actitud sedentaria y unos más, otros menos, tenemos capacidad para prescribir actividad física como tratamiento y como prevención, en el sector sanitario público y en el sector sanitario privado.

    Una persona puede sufrir una lesión leve o grave, sufrir una enfermedad aguda o crónica, tener diversidad funcional en la que ha alcanzado su máximo grado de recuperación. En función de su situación clínica, determinada o no por un médico, será susceptible de ser entrenado/tratado por el profesional más cualificado.

    Os dejo un estudio que justifica mi argumento:
    “¿Por qué los pacientes visitan sus médicos?: Evaluación de las condiciones más prevalentes en una población definida”
    Se incluyeron un total de 142.377 pacientes, 75.512 (53%) de los cuales eran mujeres.
    1º Trastornos de la piel (42,7%)
    2º Osteoartritis y trastornos de las articulaciones (33,6%)
    3º Problemas de espalda (23,9%)
    4ª La enfermedad de trastornos del metabolismo de los lípidos (22,4%)…dislipidemia.
    5º Enfermedades de la parte superior del tracto respiratorio (22,1%, excluyendo asma)
    Estos fueron los grupos de enfermedades más prevalentes en la población estudiada http://www.mayoclinicproceedings.org/article/S0025-6196(12)01036-1/fulltext).

    Los 2º, 3º, 4º y 5º grupos de enfermedades se pueden tratar con ejercicio físico ya que existe fuerte evidencia. El 2º, 3º y 5º grupo de enfermedades tratadas muy habitualmente por fisioterapeutas, y el 4º porque es muy silente y no da síntomas hasta que produce una trombosis que derive en un Infarto Agudo de Miocardio o en un Accidente Cerebro Vascular. ¿Que hago?, ¿evito utilizar una de las herrramientas más efectivas?

    No se si he aclarado las intenciones de esta entrada…que repito, es que los fisioterapeutas sepan que disponemos de una herramienta muy efectiva que puede tratar multiples enfermedades de altisima prevalencia. Que además no implica intrusismo profesional de ninguna de las maneras.
    Como bien dice Beatriz en su comentario, los CAFD pueden trabajar con pacientes siempre que exista un médico que sea el responsable del tratamiento de esa persona, independientemente de cual sea su afección.

    Estoy a vuestra entera disposición…y a la de cualquier persona o paciente ajenos a los ámbitos profesionales que estan aportando sus valiosas opiniones.

    Saludos

    • Trabajo multidisciplinar siempre de acuerdo. Pero no formado por titulados sin más, que hay muchos sino por PROFESIONALES que ya el número empieza a estar más limitado.
      He de reconocer que mi desconocimineto es absoluto en cuestiones de regulaciones relacionadas con competencias, colegios profesionales y demás. Desde fuera me da la sensación de que van más en la línea de “que no me coman mis lentejas” que garantizar estándares de calidad y exigir profesionalidad a sus colegiados para que el paciente/cliente/alumno reciba una atención digna. Ya en cuestiones de seguros no entro.
      Me encantaría poder ser fisio (y médico y físico biomolecular si es que existe) y poder recuperar yo a los alumnos que, como os decía, recomiendo ir al fisio. Pero tengo que dedicar tanto tiempo en seguir trabajando, formándome y aprendiendo de lo mío que no podría sacar el tiempo, dinero ni motivación para hacerlo.
      En tu caso Paco (y por lo poco que sé de tí que es lo que he podido leer aquí) entiendo que sientas que por tus conocimientos formación y capacidades ¿Cómo vas a dejar de recomendar una práctica de actividad física saludable a tus pacientes? Porque los profesionales somos algo más que las competencias de nuestra titulación académica de más valor.
      Por tanto, opino que ¿Debería un fisio prescribir Actividad Física? Por supuesto. Uno que entienda qué es la Actividad Física. Su aplicación, beneficios y contraindicaciones. Y por supuesto, que la practique.

  7. Hola a todos
    Como siempre Paco aportando, enhorabuena.
    En primer lugar me quedo con un comentario que dice que sobrevaloramos las titulaciones. Estoy de acuerdo. Algunos se creen que es más importante eso que la competencia. Dicho lo cual es muy interesante el concepto de “ejercicio terapéutico” vs “ejercicio físico”. Entiendo que si hay patología los graduados y licenciados en actividad física tenemos menos que decir que los fisioterapeutas. Sin embargo creo que el mercado del ejercicio físico lo es del mundo de los graduados y licenciados en actividad física. Aún así los postgrados deben servir para especializarse en diferentes ámbitos.
    Interesante debate.
    Saludos.
    PD la teoría es una cosa. La realidad pone a cada uno en su sitio (aunque no siempre)

    • Hola Marcos! Gracias por tu aportación.
      Creo que diferenciar algunos conceptos era importante, ya que orienta el trabajo que se ha de hacer con el paciente/cliente, que es realmente quien debe beneficiarse de nuestra profesionalidad.
      Sobrevalorar una titulación…personalmente, creo que la titulación te lleva a un colegio profesional, y el colegio profesional es quien pelea por las competencias. Si bien es cierto que muchos profesionales se titulan y no se “molestan” es mejorar sus capacidades, pero eso es un problema más personal-profesional de cada uno. Y ahí llega la realidad y los coloca donde se merecen.
      Recibe un caluroso saludo

  8. Buf escribí mi opinión, pero me equivoqué con la contraseña, y se borró. En fin, resumo:

    Estoy de acuerdo con la necesidad de protocolos y multidisciplinaridad en la prescripción de actividad física.

    Lo que me resulta más interesante es que la prescripción de ejercicio físico se convierta en algo usual, cotidiano. Que no resulte más frecuente recetar analgésicos que recetar ejercicio🙂

    • Hola Miguel! Lástima que se borrase el comentario (a mi también me ha pasado alguna vez).
      Trabajando en conjunto se pueden crear protocolos muy sencillos que acompañen a la investigación, no solo en el alto rendimiento, si no también en distintas patologías o sencillamente en personas mayores.
      Me gusta mucho que menciones el tema de “recetar analgésicos”, pues esa es una de las razones que me llevan a proponer el título de esta entrada. Existen multitud de estudios que avalan que la actividad física es tan beneficiosa o más que muchos fármacos y tiene muchos menos efectos secundarios, por ello uso el término “prescribiendo”. ¡Diste en la clave!
      Ahora, las industrias farmacéuticas venderán caro su imperio…¡ya te digo!

      Un saludo Miguel!

  9. Adrián permalink

    Quisiera exponer una idea que se me ha venido a la cabeza al leer vuestros comentarios.
    Es una idea que desde hace tiempo llevo planteándome, y que considero a día de hoy, altamente improbable.
    Soy un total defensor del trabajo en equipo. Soy un CCAFD y constantemente hablo con compañeros Fisioterapeutas a la hora de intercambiar opiniones, experiencias, …

    Todos los grandes y medianos equipos, deportistas de alto nivel trabajan así: con médicos, fisioterapeutas, preparadores físicos, …

    Sin embargo, fuera de este nivel, no encontramos este tipo de trabajo multidisciplinar. Nuestra sociedad no funciona así. Yo me planteo:
    ¿No podríamos encontrarnos con este trío de profesionales en los Hospitales o centros sanitarios?

    No quiero decir con esto, que debamos incluir a los CCAFD en el apartado sanitario, pero desde luego, es sabido que el trabajo en equipo (compuesto por profesionales) da mejores resultados.

    Comentaba Manuel, que siempre se utilizaba mucho la técnica esa de: “me duele la espalda” “pues a la piscina”, por parte de ciertos profesionales de la medicina, sin supervisar el trabajo que esta persona hacia dentro del agua.

    ¿No es posible, que fisioterapeutas del apartado público pudiesen trabajar en el agua o cualquier otro medio junto a CCAFD.?

    Desde luego, se que es un proyecto muy ambicioso, pero en cuanto a ganancia de aspectos relacionados con la salud, sería muy difícil salir perdiendo.
    Es otro caballo quien mueve de todo esto: una llamado don Dinero.

    Ni que decir, sobre la promoción de actividad física.
    Un saludo.

    • Hola Adrian, tu idea es muy cohorente pero complicada de llevar a cabo, como bien adelantas.
      Voy a intentar complementarla porque me parece que has tocado una línea de trabajo multidisciplinar que sería magnífica si pudiera implementarse.

      En España, hoy en día la colaboración pública-privada no esta muy extendida, incluso mal vista en algunos ámbitos (p.e.: Sanidad). Pero imaginemos colaboración pública-pública entre centros sanitarios y centros deportivos municipales, intentaré explicar mejor el proceso que propongo en base a tu idea.

      El médico atiende al paciente (en atención primaria u hospital) y le prescribe ejercicio, como “medicina” para mejorar su estado de salud-enfermedad, y se le remite a un servicio de fisioterapia de atención primaria (de los pocos que actualmente existen).
      El/la fisioterapeuta valora el tratameinto prescrito por el facultativo mediante la Historia Clínica, como es el profesional sanitario que ejecuta el tratamiento y es el responsable del mismo, el FT podrá modificar y ajustar el tratamiento al día a día hasta donde sea posible por madios materiales y de tiempo.

      Cuando no sea posible llevar a cabo el tratamiento, o una parte del mismo (aquí es donde vendría la novedad), sería una buena idea que existieran fisioterapeutas en centros deportivos que recibieran las derivaciones desde Atención Primaria, ya que al ser sanitarios tendrán acceso a las Historias Clínicas de donde obtendrán la información sobre el paciente. A la hora de llevar a cabo determinadas partes del tratamiento podrán ser ayudados por los CCAFD, esta parte irá en beneficio de un mejor aprovechamiento del tiempo que pase el paciente en las instalaciones y de una mayor adherencia del paciente a la actividad física dirigida.

      Una vez el paciente se complete el tratamiento por el fisioterapeuta en el centro deportivo, será referido al médico que pauto el tratamiento inicial, el médico podrá dar el alta si lo considera oportuno, o seguir con el tratamiento.

      Si el paciente recibe el alta podrá volver al centro deportivo donde fue tratado como paciente para utilizarlo como cliente, alli podrá realizar la actividad física más apropiada supervisada por un CCAFD que dispondría de la información sobre los procesos de salud-enfermedad que proporcione el cliente (en ningún caso podrá ser información recogida en la Historia Clínica),

      En mi opinión esta formula podría suponer una descongestión de los centros sanitarios de atención primaria y un mayor aprovechamiento de: 1º profesionales no sanitarios con competencias en el ámbito de la salud, y que por tanto mejorarían la Salud Pública; 2º las instalaciones deportivas como centros para la recuperación y mejora de la salud, con el componente de acercamiento sociocultural que tienen estos centros per se; 3º se lograría una mayor introducción de la sociedad a la práctica de actividad física supervisada por profesionales cualificados con formación reglada.

      Otra cuestión que ya comenté en su día con Marcos (que comenta unas líneas más arriba), es la posobilidad de que se incluyerán a ciertos profesionales sanitorios en la Ley de Deporte (1990), por ejemplo médicos deportivos y fisioterapeutas. Aunque soy consciente de que igual que al CCAFD no se le puede incluir en la Ley de Oredenación de Profesiones Sanitarias, meter a sanitarios en el deporte por Ley Organica…¡¡es muy difícl!!

      Pero para todo lo escrito en estas líneas…requiere que los que los políticos se lo planteen y que el gremio médico abra su mentalidad para no ser los únicos responsables de la gestión sanitaria….algo altamente improbable.

      Muchas gracias por aportar ideas, que es la forma de crear debate y oportunidad.

      Saludos

  10. Gonzalo permalink

    un LICENCIADO EN CAFD no es un profesional sanitario punto.

    • hcorn permalink

      Los fisioterapeutas no están calificados para la prescripción del ejercicio terapéutico ya que no es objetivo en su formación académica, pues esta se enfoca en la aplicación de agentes fisicos como lo son el frio y el calor con fines terapéuticos, los profesionales de la salud calificados para llevar acabo la prescripción y aplicación del ejercicio terapéutico son los readaptadores fisicos (en México y España) o fisiólogos del ejercicio terapéutico (en USA,Australia,New zealand y UK).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: