Skip to content

Actividad fisica: Beneficios físicos, mentales y sociales

30/04/2012
FisioActividad

¡Hola amig@s!

Hace tiempo que quería compartir con vosotr@s mi “incondicionalidad” por la actividad física como multiterapia (física, psíquica y social). Y es que la actividad física (a partir de ahora AF) como tal engloba multitud de enfoques, ¿qué podemos considerar AF?…correr, bailar, subir escaleras o montañas, nadar, practicar distintas disciplinas deportivas…y un sinfín de opciones para todos los gustos. Debe suponer un estrés para el organismo con el fin de que se puedan producir adaptaciones positivas en él.

Habría que considerar que tipo de persona es la que hace dicha actividad, es diferente lo que hace un chico/a en el recreo del colegio a lo que le podemos pedir a una señor/a que se jubilo hace tiempo. Antes de entrar en los diferentes grupos de población (lo dejo para una entrada futura), voy a desgranar los beneficios que nos puede proporcionar la AF.

Beneficios físicos, psicológicos y sociales, algo un poco ambiguo si lo pienso con detenimiento, claro que el objetivo es el de aclararlos para el lector…así que empezare por lo mas obvio, el beneficio físico.

La AF a nivel físico tiene una influencia en el tiempo instantánea, me refiero a que el simple hecho de movernos implica una serie de secreciones hormonales que nos hacen sentirnos mejor…muchos han oído hablar de las endorfinas que liberamos al hacer ejercicio, es un modulador de la temperatura corporal y del dolor (entre otras funciones)…así que hay que llevar la AF hasta que rompemos a sudar para percibir ese “gustirrinín” que generarían estas hormonas.

Otra hormona muy importante es la noradrenalina o norepinefrina (NA), esta actúa como neurotransmisor al activarse nuestro sistema nervioso estimulando el músculo liso del corazón y el músculo esquelético. Produce efecto analgésico sobre los 20 minutos de iniciada la actividad, y junto a las endorfinas modula el dolor. La NA activa receptores encargados de la lipólisis (quema de células grasas para la obtención de energía) y produce broncodilatación (apertura de las vías aéreas) mejorando la entrada de aire y por tanto la función pulmonar. La liberación de estas dos hormonas hace que sea tan importante un buen calentamiento antes de una exigencia mayor.

Una de las ventajas de que haya un aumento del gasto cardíaco y un mayor riego sanguíneo al músculo esquelético, es que llega mucha más sangre a nuestras extremidades y por tanto a las articulaciones (también a la musculatura de nuestra columna). Alrededor de nuestras articulaciones es donde es encuentran los tendones que anclan a los músculos al hueso. Por tanto, si llega sangre a los músculos le llegara a los tendones…las mismas arterias llevaran sangre a los huesos y estos se mantendrán fuertes, favoreciendo una óptima mineralización y osteogénesis.

Hemos mencionado aumento del rendimiento del corazón, de los pulmones y de la musculatura, el gasto energético a partir de la grasa, y todo eso de manera instantánea. Si realizamos AF con regularidad (uno de los principios del entrenamiento deportivo), también se atenúan respuestas neuronales al estrés en los circuitos del cerebro responsables de regular la actividad simpática periférica, sugiriendo la restricción en simpáticas respuestas al estrés posiblemente podría contribuir a reducciones en los trastornos clínicos como hipertensión, insuficiencia cardíaca,mejora en el consumo de oxigeno, aumento del metabolismo de grasas, estrés oxidativo, supresión de la inmunidades, músculos y tendones más elásticos y ausencia de dolores (debido al aumento del riego sanguíneo que nutre y elimina catabolitos producidos en la contracción).

¡Aprovecha cada entrenamiento!

Continuando con los diferentes beneficios que nos aporta la AF, quiero hablaros del aspecto psicológico.

La secreción hormonal también tiene una importante aportación. La AF mejora el control motor (equilibrios, coordinación, estabilidad) elementos físicos que dan seguridad emocional, además el ejercicio mejora funciones ejecutivas de la cognición y algunos tipos de aprendizaje. Estas adaptaciones en el sistema nervioso central tienen implicaciones para la prevención y tratamiento de la obesidad, cáncer, depresión, la disminución en la cognición asociada con el envejecimiento y trastornos neurológicos como la enfermedad de Parkinson, Alzheimer demencia, accidente cerebrovascular isquémico y lesiones de la médula espinal. (1)

Una persona sana siempre va a estar más dispuesta y positiva. La AF nos puede producir sensaciones placenteras…por ejemplo, la que produce cuando conseguimos un objetivo. Alcanzar o superar retos puede ayudarnos a cambiar actitudes y mejorar aptitudes que redunden en comportamientos saludables. De esta forma podemos hacer que la bola de nieve ruede hacia el lado bueno de la pendiente. Nos conduciría a llevar hábitos mucho más sanos y menos nocivos para nuestro cuerpo y nuestra mente. Evidentes beneficios a medio y largo plazo.

Y llegamos al beneficio social. Este es un apartado en el que influyen e influimos en los demás, nuestro entorno más cercano…

Esta perfectamente sincronizado con los anteriores beneficios. Cuando hemos obtenido los primeros beneficios físicos se empiezan a percibir los psicológicos y uno se encuentra tan a gusto consigo mismo que es capaz de relacionarse mejor, de participar en eventos donde se encuentra con personas que sienten lo mismo, que disfrutan haciendo las mismas actividades saludables. Eso en referencia a eventos socio-deportivos, pero ¿y cuando tiene que jugar con?…sus hijos, sobrinos, nietos o hijos de sus amistades, cuando tiene que realizar tareas del hogar en equipo, o en su comunidad…la felicidad que se puede sentir de verse capaz de relacionarse si tener incomodidades físicas ni perjuicios mentales…eso es algo excepcional.

Quiero enlazar al blog de + RENDIMIENTO, poruque pensamosde forma parecida en muchos aspectos sobre la AF, en su entrada habla un poco más a fondo sobre este beneficio.

Si en la sociedad se priorizase con mayor énfasis en los beneficios que puede generar la AF, probablemente nos tendríamos que preocupar menos de muchas otras cosas de nuestro tiempo. Habría menor gasto en medicamentos, mayor calidad y esperanza de vida, mayor conciencia medio-ambiental, nuevas conciencias sociales, emprendedores que verían la AF como una opción nueva de negocio que ofrece servicios para todos…tal vez podría escribir toda una página con razones por las cuales practicar AF regular proporciona un triple beneficio para el individuo y para la sociedad, en otras entradas profundizare en más cuestiones relacionadas con la ACTIVIDAD FISICA.

Espero que si habéis leído hasta aquí os apetezca planear vuestra próxima AF y de encontraros mejor con vosotros mismos.

Un saludo… ¡hasta la próxima!

(1) Dishman, R. et al.; “Neurobiology of Exercise”; OBESITY Vol. 14 No. 3 March 2006 345-356

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: