Skip to content

Adaptacion al mercado laboral o ‘morir’

05/04/2012

Image

Hola a todos mis amigos lectores, he leído íntegramente a todos los que comentaron en la entrada de blog de Punset “desde la nube”…

Lo primero que me vino a la cabeza al leer la entrada son dos términos antagónicos, etnocentrismo cultural y relativismo cultural. Bien, cualquier posición que se aleje de estos dos polos es mejor que los extremos (Día-noche, Madrid-Barça, PP-PSOE  o derecha-izquierda, mar-montaña, etc.). Esto nos lleva a confirmar que todo ser humano siente la necesidad de pertenecer a un grupo social (grande o pequeño), una vez dentro de su grupo social he de referirme a la famosa pirámide de Maslow, todo ‘homínido’ necesita alcanzar la seguridad y el reconocimiento social. Esto hace unos años se podía alcanzar desde un empleo fijo (sociedad de producción)…tener dinero daba seguridad, y según los ingresos podía dar para formar una familia mas o menos numerosa. Se creaban empresas  fuertes que se podían permitir tener empleados fijos y acomodados…ahora ya no es así. Hemos entrado en una sociedad de servicios y estos no serán siempre el mismo, por tanto estamos en una sociedad cambiante.

Los tiempos cambian más rápido que las mentalidades, y nos coge por sorpresa con familias a medio camino entre comodidad y capacidad de adaptación. Y así toda la sociedad. Me recuerda al funcionamiento de las células del cuerpo humano, una vez diferenciadas no pueden realizar otra función…o se autodestruyen (apoptosis) para que se forme otra nueva, con la colaboración de las células que aun están por formarse (blastocitos)…o se mueren (necrosis).

Y recuperando el hilo de la entrada y de las formas de pensar antagónicas. Esta semana aprendí algo acerca de la cultura maya, y que resultaba comportarse de una forma similar a la egipcia o la romana. En todas ellas existieron las clases sociales (Hombre Único, los Sacerdotes, los guerreros, los mercaderes y el pueblo, agricultores principalmente) en función del conocimiento, educación, la casta social de nacimiento, capacidad de negociación (importante la empatía en este caso)…etc. Luego llegaron los conquistadores con su propia religión, y lo sorprendente fue que los que murieron primero fueron los que sostenían que su religión y su cultura era la valida, es decir, los que mandaban. Los que tuvieron que hacer caso a su inteligencia emocional (o instinto), es decir, el pueblo currante  lo vieron claro, si había que renunciar a su religión porque les dejaba en inferioridad y para sobrevivir tenían que “respetar” un crucifijo impuesto, pues se hacia y punto…adaptación o muerte.

Creo que mi entrada gira un poco alrededor de la nube en la que se ubica el Sr. Punset.

Siempre que te quedes quieto cuando todo va bien es cómodo, tal vez ignores que corres el riesgo de que un cambio drástico te deje sin capacidad de reacción (empleo fijo durante X años).

Cuando hubo bonanza económica, la gran mayoría pensó en un trabajo que le diera dinero para formar aquella familia numerosa y tener seguridad o disfrutar de la situación (vacaciones, coches, restaurantes…etc.), lo hizo en lugar de barajar la posibilidad de desarrollar su profesión/es en algo que realmente le gustase, algo en lo que pudiera disfrutar si tuviera que hacer durante mas horas en diferentes lugares. Un nivel superior en la pirámide de Maslow…la autorrealización.

Esto es lo que nos va a reclamar el nuevo panorama laboral, capacidad de hacer distintas cosas en distintos lugares…como cuando los mercaderes de la edad media iban y venían de una ciudad a otra ofreciendo sus productos, enseñando nuevas formas de hacer las cosas y trabajando cada día para acumular beneficios. Ahora no estamos en la edad media (por suerte) y tenemos leyes (que no todos cumplen) que nos orientan en una sociedad que se presupone civilizada. Somos una sociedad más formada y educada, lo cual nos hace más competitivos. No todos tienen ese afán de reconocimiento social del que hablaba Maslow pero todos buscamos la seguridad…en la naturaleza no sobrevive el mas fuerte sino el que mejor se adapta (desde el ser unicelular hasta el homínido).

Por tanto concluyo, el ser humano en su condición de animal se debe adaptar o ‘morir’ socialmente, precisamente ante la muerte salen los comportamientos más atávicos y menos empáticos. La educación y el dinero son herramientas para una mejor adaptación…pero no debemos olvidar el instinto y la razón como algo inherente al homo sapiens…la balanza entre ambos es lo que nos hace diferentes.

Muchas gracias por leer estas líneas, incluso al Sr. Punset que ha generado esta humilde reflexión.

Un saludo a todos

From → Sociedad

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: